Hidrociclones

Hidrociclones

Descripción

Los Hidrociclones son equipos destinados al tratamiento de pulpas sólido-líquido. Son empleados principalmente en las industrias de minería, construcción, alimentación, química y otras.

Eral-Chile ofrece una amplia gama de modelos y tamaños. Se fabrican en varios tipos de ejecución: Poliuretano, Polímeros, Carcasa de acero con recubrimientos interiores en elastómero y cerámica y en Aceros Aleados según las diferentes aplicaciones y el tipo y naturaleza de las pulpas.

Su sistema de construcción modular, tanto en sus geometrías cónica o cilíndrica, permite el intercambio de piezas entre hidrociclones de diversos tipos y tamaños, pudiendo combinar los diferentes materiales constructivos para poder seleccionar el modelo de hidrociclón más adecuado para una aplicación específica.

Funcionamiento

La función principal del Hidrociclón es separar los sólidos suspendidos en un determinado flujo de alimentación, en dos fracciones, una gruesa que acompaña al flujo llamado descarga (underflow) y otra fina que acompaña al flujo denominado rebose (overflow). La frontera entre gruesos y finos queda definida por el tamaño de corte o de separación alcanzado por el hidrociclón, que es función, por un lado, del tamaño del mismo (diámetro), de su configuración geométrica, de las dimensiones de sus componentes internos, y de la presión de operación y por otro lado de las características de la pulpa, viscosidad, concentración de sólidos, distribución granulométrica de los sólidos

La pulpa de alimentación entra tangencialmente a la parte cilíndrica a una cierta presión, generando una rotación de la pulpa alrededor del eje longitudinal del hidrociclón. Esta rotación genera un “torbellino primario” descendente hacia el vértice inferior del hidrociclón. Las partículas más gruesas giran cercanas a la pared por efecto de la aceleración centrífuga, siendo evacuadas a través de la boquilla (apex) en forma de pulpa espesa. Debido a las reducidas dimensiones de dicha boquilla, solamente se descarga una parte de la suspensión, creándose en el vértice inferior un “torbellino secundario” de trayectoria ascendente, en el que realmente se produce la separación, al generarse en este flujo las mayores aceleraciones tangenciales. Esta corriente arrastra hacia el rebose las partículas finas junto con la mayor parte del líquido, que es descargada a través de un tubo central situado en el cuerpo cilíndrico superior del hidrociclón, denominado tobera de rebose (vortex).

Aplicaciones

Los Hidrociclones se emplean en las aplicaciones más diversas, como en el Lavado o Deslamado de arenas, eliminando partículas nocivas inferiores a 50-150 micras; la Recuperación de arenas finas, perdidas en el rebose de equipos de lavado ineficientes; la Producción de Arenas ultra-finas; la Clasificación de sólidos, en el rango de 10-500 micras, como en circuitos de molienda y de pre-concentración de minerales; el Espesado de pulpas, previo a etapas de concentración; la Clarificación parcial de efluentes; los Circuitos de lavado a contra-corriente; en la Desulfuración de los gases de combustión (FGD) de centrales térmicas y en otros procesos de separación sólido-líquido.

Cuando por razones de capacidad de requiere instalar varios hidrociclones en paralelo, es preciso asegurar una distribución uniforme en todos y cada uno de los hidrociclones. Eral‑Chile ha diseñado distribuidores compactos de diseño radial, araña (Spider).